Sufrido día de la Virgen de las Mercedes en Balerma

viergenmercedesromeria2016

Este 15 de agosto transcurrió de una manera muy particular en Balerma. Es el gran día de las fiestas, el más esperado por los balermeros: las primeras fiestas patronales con la nueva talla de la Virgen. Pero este día pareció haberse convertido en una pesadilla por un momento. Tras una romería alegre y agradable (a pesar del calor), nubes, viento, lluvia, supersticiones, marea picada y un patrón de barco que no veía la cosa tan clara marcaron la procesión de la Virgen de las Mercedes.

Mañana del 15 de agosto

Apenas son las nueve de la mañana cuando se pueden observar vecinos que limpian y refrescan las calles preparándolas para el paso de la Virgen de las Mercedes. Sábanas blancas, escudos mercedarios e imágenes de la Patrona cuelgan de los balcones. El sonido de los cohetes entre las alegres melodías de la Banda de Dalías recuerda que es un gran día para Balerma y despierta a quien todavía duerme, o al menos lo intenta.

Llegadas las 12 del mediodía, se reza el ángelus y se da comienzo a la romería hacia el parque El Palmeral. Cientos de fieles acompañan el trono de la Madre de Dios con pañuelos azules al cuello, realizados para la ocasión. El calor se hace notar. Todos los vecinos esperan pegados a la pared, resguardados del sol, a que la procesión pase por sus casas. Tras algo más de dos horas, se termina la romería. La foto que inmortaliza el momento es obligatoria y la ingesta de una bebida fría es necesaria, antes del descanso y preparación para las celebraciones de la tarde.

Tarde del 15 de agosto

Se acercan las ocho de la tarde, la hora de la Eucaristía, y ya nadie se preocupa por el estado del mar. Han sido aproximadamente 20 días con viento de levante y, según la previsión, no se espera que la marea se pique. Está en óptimas condiciones. Sin embargo, el cielo está encapotado (“¿quien lo desencapotará?”). Cualquiera diría que va a llover de un momento a otro pero, ¿cómo va a llover en agosto? Muy raro sería.

La misa comienza al más puro estilo rociero: a ritmo de flauta y tamboril. Los sacerdotes y acólitos entran en procesión al parque. La música corre a cargo del Coro Rociero de la Hermandad del Rocío de Almería. La celebración se alarga más que en años anteriores. Como dice el párroco, D. Jesús Zapata, “es un día importante y no se puede hablar sólo cinco minutos”, como es habitual.

Las nubes que cubren el cielo adelantan el ocaso haciendo que la celebración de la misa termine sin casi un rastro de luz solar. A la escasez de luz hay que añadir el viento. La dirección en las que las palmeras se mueven indica que ha cambiado a poniente. La alfombra colocada frente al altar parece querer volar. El nerviosismo aumenta a medida que el viento “sopla”. “¿Se podrá embarcar?”, se escucha entre la muchedumbre.

galería mercedes 2016

Finalizada la misa, se parte en procesión. Como a lo largo del recorrido, nada más comenzar, se realizan “levantás” en forma de plegarias a la Virgen, principalmente por personas fallecidas que tenían costumbre de acudir al encuentro de la imagen de la Patrona todos los años en el mismo lugar y este año es el primero que no están. Además se realiza una dedicatoria por el futuro: por los niños. Los de allí y los de aquí, los del mundo. Una marcha interpretada por el cuerpo de portadores con ‘Callejuela de la O’ que finaliza en una ofrenda floral realizada por hijos de éstos.

Y  posteriormente empieza a llover. Apenas unas gotillas. Nada que impida seguir adelante. Pero el mal augurio se hace presente. Casalmente, el día en el que llegó la nueva imagen, también durante la procesión-traslado hacia la iglesia. Suficiente. “La imagen antigua está llorando, por eso llueve”, se escucha. “No se tendría que haber hecho una nueva talla, es una señal”, dicen otros. “¿Dónde están las avionetas que quitan la lluvia?”, se bromea. Casualidad o no, lo cierto es que si se procesiona la talla antigua y llueve, ésta se vería seriamente dañada debido al material del que está construida.

El embarque

Llegados a La Lonja, la comitiva se dirige a la orilla de la playa. La mar está algo picada. La tensión se apodera de los presentes. El trono reposa sobre los hombros de los portadores durante varios minutos sin que ninguna barca se aproxime. “¿Qué pasa? ¿Se embarca o no?”, se repite una y otra vez. El patrón, Gabriel, más conocido como “El Garbi”, duda sobre la posibilidad del embarque debido al estado de la marea. Para colmo, la barca queda encallada. Se sigue hablando de supersticiones.

Finalmente, la barca consigue salir a flote. “Muchachos, preparaos!, grita el capataz de los portadores. “Quitaos los zapatos, remangaos y sacaos las cosas de los bolsillos. Los más grandes a mí y un grupo que sujete  la barca para que no vuelque. Hoy nos vamos a mojar bien mojados”, añade. Pero ¿qué es para un balermero mojarse los pies? ¿qué es para un balermero mojarse la ropa? ¿qué es para un balermero meterse hasta el cuello para que todo el mundo pueda ver la Patrona paseando por el mar? ¡Pues nada! Un “¡vamos hombre! por parte de todos señala que están preparados para lo que haga falta.

La barca llega a la orilla tras pillar carrerilla. Es sujetada por las bandas para que no vuelque. A pesar del gran número de personas es difícil que no se mueva. Algunos con el agua por la cintura, otros por los muslos, otros por las rodillas. Incluso algunos tropiezan y se mojan hasta la cabeza. Es un trabajo duro el de posar el trono de una manera segura. Pero no es imposible. Tras encontrar la estabilidad y amarrar los varales, se devolvió la barca al mar. Sin embargo, tras una maniobra complicada el barco hace un amago de caer. Los hombres de la mar saben que es difícil que caiga en esas condiciones. Pero en ese momentos todos se llevan las manos a la cabeza. Y algunos de los portadores se adentran en el agua para, si hace falta, sujetar el trono y que no vuelque. Un susto que deja los nervios a flor de piel.

virgenmercedesprocesion2016

El desembarque

A pesar del esfuerzo, la Virgen pasea a oscuras. Es imposible que los varales no se mojen, así que la instalación eléctrica tiene la misma suerte. Pero no es el trono lo único que acaba pasando por agua. Tras el desembarco la lluvia aprieta. Antes de continuar se coloca un plástico improvisado sobre la imagen. Nadie como los agricultores sabe lo que es querer lo que hay bajo plástico. Así que a pesar de que el rostro de la talla no se vea, los zapatos, pantalones y camisas mojadas y con arena, la procesión de deja a un lado la solemnidad que Balerma quiere darle.

Tras unos minutos con el plástico, éste se quita. Pero el ritmo de la procesión debe aumentar por el riesgo de lluvia. La calle del Mar se recorre en tiempo récord. No se lució como otros años. Pero hay una merecida pausa al fina. La “petalá”. Es el punto más esperado; un rayo de luz entre las tinieblas de una dura jornada. Con la marcha de la ‘Encarnación Coronada’ se quitan todas las penas. Los cansados portadores se rejuvenecen y cogen fuerzas. Y mientras se repite el canto del Ave María, con la participación de los presentes, el trono se eleva al cielo mientras alabanzas en forma de pétalos caen sobre la imagen de la Virgen de las Mercedes.

Finalmente los portadores tienen su merecido homenaje. Como se realiza desde hace años, la Virgen entra en la Plaza de la iglesia con la marcha ‘Costalero’ sobre las cabezas de los presentes, fruto del último esfuerzo de la noche. Una noche donde se perdió la elegancia, se perdieron las formas, pero se ganó en fervor, mientras las lágrimas se perdían entre las gotas de lluvia y se disimulaban en las ropas mojadas.

Lorenzo Rubio Espinosa | @Lorenzo_Rubioo

https://youtu.be/E17KdMLy2Wk

 

Programación de actividades para las fiestas en honor a la Virgen de las Mercedes

El fin de semana arrancará la programación de actividades de las fiestas de Balerma en honor a la Virgen de Las Mercedes. El calendario de actividades, diseñado para la ocasión por la Junta Local, se desarrollará desde el 8 al 15 de agosto e incluye actuaciones musicales, animación infantil, encuentros deportivos y concursos, entre otros muchos eventos.

Sábado 8 de Agosto
Fiesta del Mar
Lugar: Plaza de la Torre

Concurso de Mascotas
Lugar: Plaza de la Torre

Desfile de Moda
Lugar: Plaza de la Torre

Castillo de juegos artificiales con toro mecánico
Lugar: Plaza de la Torre

Domingo 9 de Agosto
IX Regata Virgen de las Mercedes
Lugar: Playa de Balerma

18:00h Espectáculo ecuestre y carrera de cintas
Lugar: Campo de fútbol de Balerma

19:00h Talleres de globoflexia, pintura de caras y nudos marineros.
Lugar: Plaza de la Torre.

Miércoles 12 de Agosto
Torneo de Fútbol Sala ‘Juego limpio’

Días 12 y 13 de agosto.
Lugar: Pabellón de Deportes.

Miércoles 12 de Agosto
Concierto ‘Los vinilos’
Lugar: Caseta Municipal.

Jueves 13 de Agosto
Juegos infantiles tradicionales y animación.
Lugar: Torre de Balerma.

23:00h Elección de la reina y damas de las fiestas
Lugar: Caseta Municipal.

20:00h Desfile de carrozas que incluirá el pasacalles ‘Las Meninas’
Lugar: Calles del pueblo.

Sábado 15 de agosto
12:00h Romería en honor a la Patrona
Lugar: Parroquia Inmaculada Concepción

20:00h Misa y posterior embarque de la Patrona de Balerma.
Lugar: Parque el Palmeral.

Actualizando información…

Se cumplen 320 años de la fundación de la Hermandad de la Virgen de las Mercedes de Balerma

la-virgen-mercedes-balerma

la-virgen-mercedes-balerma

El 8 de enero del año 1694 se constituyó la Hermandad de la
Virgen de las Mercedes de Balerma. 

Tal y como refleja un documento extraído por Valeriano Sánchez Ramos del Archivo de la Curia Eclesiástica de Granada, la Hermandad de la Virgen de las Mercedes de Balerma se fundó el 8 de enero del año 1964 ante el notario apostólico Gabriel de Flores. Además otro documento posterior refleja que “la cofradía la componían en el año 1714 Francisco de Quero, como hermano mayor, y Pedro de Montes, como mayordomo. Tiene por limosneros y fabriqueros -quienes custodian las alhajas de las Virgen- a Juan Cano y a Bartolomé Bernabé”. Se le tomaron cuentas por parte del visitador eclesiástico el 14 de septiembre del año 1714 y entonces se dice que “tiene constituciones desde hace más de ocho años”.

La cofradía contaba desde sus comienzos con más de cien hermanos, fue única en su estilo junto a la de Adra, que tenía la de Nuestra Señora del Mar, también compuesta por “gente de marina y pescadores”. Era una hermandad grupal compuesta por gente dedicada exclusivamente al mundo del mar, heredándose su puesto en la cofradía de padres a hijos. El propósito era proporcionar un «seguro de vida» a los pescadores en caso de que fueran apresados por la piratería del norte de África. Se financiaba a través de donativos y contribuciones de los propios pescadores, quienes dedicaban un jornal de cada embarcación -entorno a los 200 reales-. Es la patrona de Balerma y se celebra el mismo día que la Iglesia Católica Apostólica Romana celebra la Festividad de la Asunción de Nuestra Señora, el 15 de agosto.

virgen-balerma-agosto-2013

Declaraciones
El actual Hermano Mayor de la hermandad, Gabriel nos cuenta como “hace ya unos quince años que se retomó la hermandad gracias al párroco Don Francisco Navarrete justo un año después de que su antecesor Don Fernando iniciara la tradición de llevar la Virgen al Parque de El Palmeral el día de la patrona festividad del 15 de Agosto”. Además explica que: “durante estos años hemos conseguido un nuevo trono para la imagen, y que cada año los balermeros disfruten de una romería y una procesión como se merecen”.

“Me gustaría agradecer a los más de cuatrocientos hermanos que conforman actualmente la hermandad, al pueblo de Balerma y a los miembros de la directiva”, añadía el Hermano Mayor.

Por su parte el presidente de la Junta Local de Balerma, Antonio Gómez, comentaba que “para mi es algo muy importante pues muy pocas hermandades pueden celebrar un aniversario con tanta antigüedad y eso a nivel de pueblo es para valorar. Debe ser un reconocimiento a tantas personas que han dado mucho por esta hermandad, tantos los que han estado y los que están ahora en ella. Esto demuestra la entidad y la historia de nuestro pueblo, y de su parroquia, al igual que hay mucha gente que desconoce que Balerma es el pueblo más antiguo del Campo de Dalías”.

Por último, José Antonio Sánchez y Antonio Hidalgo, autores del libro Historia General de Balerma y Guardias Viejas, reconocen que “averiguar que hoy se cumplan 320 años de la fundación de la Hermandad de la Virgen de las Mercedes no ha sido nada fácil, más que nada una casualidad gracias a Valeriano Sánchez quién durante la elaboración de nuestro libro recordó un documento donde se hablaba de la fecha exacta. Es un regalo para los Balermeros, saber que a comienzos del siglos XVI se fundó Malerba (Balerma) junto al Castillo ya desaparecido de mismo nombre”.

Festividad de la Virgen de las Mercedes, algo gordo

Llega el 15 de agosto, el día más importante de las fiestas de Balerma y el más esperado por todos. En este día se celebra la festividad de Virgen de las Mercedes entre fieles, vecinos y visitantes. Y así se vive.

IMG_8020

Mañana del 15 de agosto. Todavía no hace calor y operarios de limpieza están baldeando las calles. De vez en cuando se escucha el golpear de los cascos de un caballo contra el asfalto mojado. Las manecillas del reloj no tocan las 10 en punto cuando ya se escucha a la Banda de Dalías. Así da gusto levantarse. Diana a ritmo de pasodobles que anuncian que algo gordo se aproxima. 

Como estaba previsto, sobre las 12 de la mañana se reza el ángelus y comienza la romería desde la iglesia hasta el Parque El Palmeral. Este año hace más calor. Se nota en el sudor y en la cantidad de gente, que se ve reducida de un año para otro. Se echa de menos al coro rociero La Balandra, coro que todos los años dedica sus canciones a la Virgen de las Mercedes en la romería y en la misa de por la tarde. Y que este año no se encuentra por la pérdida de un familiar. 

La romería transcurre con normalidad: cohetes, flores, más cohetes. Todo el ruido que se pueda hacer es poco para demostrar el cariño del pueblo a su patrona. A mitad de recorrido un pequeño susto. Falta de coordinación entre las personas que portaban el trono hizo que la gente se sobresaltara. Unos dijeron “arriba”, otro no lo escucharon. Un susto que afortunadamente sólo se quedó en eso y la imagen llegó en perfecto estado al altar que está preparado en El Palmeral. Plantas y flores adornan el altar donde todo mundo quiere echarse una foto antes de que por la tarde vuelva al templo. Personas sentadas al pie de las palmeras buscando el frescor de la sombra. Reuniones familiares en lo que ocupa la sombra de un árbol. Mientras tanto, la música de las carrozas pone banda sonora al lugar. 

Tarde del 15 de agosto. Se acercan las 19:30, hora de la eucaristía. Media hora antes que años atrás, para ahorrarse problemas con Capitanía Marítima, en caso de embarque. Sillas blancas, personas de traje. Se empieza a escuchar la música. El coro parroquial de Almerimar se encarga de los cánticos. “Una misa preciosa” dicen algunos. Misa donde el párroco hace similitud a cuando Jesús predicaba en el campo.

Al terminar la misa se parte en procesión dirigida hacia la mar. El tiempo está estupendo y todo el mundo está en el paseo marítimo. Todos quieren hacerse un hueco para ver. Sobre las cabezas de la multitud sólo se ven el estandarte y el trono de la Virgen. Todavía hay claridad en el cielo y el momento es aprovechado por las personas que quieren inmortalizar el momento, aunando dos de las cosas únicas de Balerma: el embarque de la Virgen de las Mercedes y el atardecer. Momento al que hay que unirle la participación de más de 20 barquitas que acompañan la marcha de Nuestra Señora, formando un abanico ondas en el agua serena. Tracas, castillo de fuegos, aplausos… Todo esto mientras el cielo terminaba de oscurecerse, dejando que fuera la Virgen la imagen más iluminada de la costa.

1093752_360622300707062_371074011_o

Alrededor de 45 minutos dura el embarque. Son las 10 y ya está dispuesta la procesión para el último tramo, el tramo que lleva desde la Rambla hasta la iglesia, por la calle del mar. Pero antes “una levantá” con dedicatoria especial. Una dedicatoria a un hombre de la mar, Tadeo Fernández, que está pasando por una enfermedad y se le pide a la Virgen que le de fuerzas. Una travesía llena de marchas y, entre éstas, las levantadas. Efusivas y emocionantes. También para recordar. Una para Natalio, pero la más emocionante dedicada a Alfredo, que con 12 años se fue hace tan solo unas semanas. La calle del mar se convierte en un río de lágrimas. También se da el caso de la familia Barnes Barbero, que justo al salir de El Palmeral dedican una a José Manuel, chico que falleció el año pasado.

La calle del mar es como el salón de baile de la Santísima Virgen, donde los portadores del trono, con mucho cariño, “la bailan” y la mecen en cada una de las marchas. Cariño que se hace presente al final de esta calle. Donde cada año se repite la misma acción: La banda de música entona ‘la encarnación coronada’, y en el momento de cantar, los portadores alzan sus voces y elevan a la Virgen al cielo, a la vez que le cae una lluvia de pétalos. Tanta es la emoción del momento que nadie es capaz de quedarse sin entonar un verso de la oración. Tras este momento y casi concluida la procesión, se prepara todo para una nueva “levantá”. Esta vez para encomendar al párroco D. Juan José a la Virgen de las Mercedes para que sepa guiar los pasos del pueblo de Balerma.

Cuando ya parece haber acabado todo, el capataz de los portadores grita. “Esta va por los costaleros”. Todos a la espera de que ocurra algo mientras el silencio inunda la calle. Hasta que comienza sonar la música. ‘Costalero’, una emocionante marcha donde las cornetas se encargan del punto más alto de la canción, que marca cómo debe ser balanceado el trono de la Santísima Virgen.

El reloj apenas llega a las 11 de la noche cuando la procesión llega a la Plaza de la iglesia. “Viva la Virgen de las Mercedes”, grita la gente una y otra vez. Bengalas, traca final, himno. Despedida por todo lo alto. La procesión se da concluida con el rezo del Padre Nuestro y unas palabras del párroco. Se agradece la participación y se pide “un viva muy fuerte, muy fuerte que rompa los cristales”, bromea D. Juan José, “bueno, tan fuerte no que no hay dinero para arreglarlos”. Y así es. Un “viva” muy gordo. Quizás sea esto lo que se anunciaba por la mañana. Un “viva” que no es como los demás, porque no sale de la voz, sino del corazón del pueblo.  

Lorenzo Rubio Espinosa | @Lorenzo_Rubioo

Balerma celebra sus fiestas en honor de Nuestra Señora de Las Mercedes

Virgen de las Mercedes

Balerma se prepara para celebrar sus fiestas en honor de Nuestra Señora de las Mercedes. Este año el día 15 será lunes festivo, por lo que se prevé una gran cabida de visitantes aprovechando el fin de semana. Un de las novedades de este año es la Caseta Jóven que estará junto a la caseta municipal, así como la captura del marranillo que vuelve a celebrarse tras muchos años. Continuar leyendo “Balerma celebra sus fiestas en honor de Nuestra Señora de Las Mercedes”