Balerma celebra la festividad de la Virgen del Carmen

Virgen del Carmen 2015

Balerma fue fundada en el siglo XVI por pescadores. Todos sus habitantes conocen a alguien que haya trabajado en la mar, ya sea familia o amigos. Por eso no es de extrañar que la fiesta de la patrona de los pescadores, la Virgen del Carmen, se acoja con alegría, deseo y, sobre todo, con cariño. Así que el pasado jueves, 16 de julio, fue un día para recordar en esta localidad.

“Aquí somos madrugadores”. A las 8.30h ya se escuchaban los primeros fuegos artificiales, que un poco más tarde fueron acompañados de los pasodobles de la Agrupación Musical de Dalias y el desfile de los tradicionales cabezudos. Un placer levantarse con tal agradable estampa pasando por la puerta de casa.

Al medio día, el ambiente se encontraba en torno a la Torre, a esperas de la cucaña que, otro año más, fue Carlos García, más conocido como Carlillos, quien se hizo con la bandera. Al rededor de las 14.00h ya avanzaba la fila para la paella gigante. Un buen plato de arroz, un  refresco y una tajada de sandía para disfrutar de la playa a esas horas de tanto calor.

Por la tarde, a las 20.00h, comenzó la eucaristía. La iglesia estaba reluciente y llena de gente, con una imagen de la Virgen hermosa, en el trono decorado con rosas blancas. Un único impedimento: la calor. Incluso el párroco comenzó la homilía diciendo “sé que hace mucho calor”. Haciendo una exageración, se podría decir que había más abanicos que personas. El ruido de estos se hacía parpable en los silencios de las canciones del Coro la Balandra, que fue el encargado de poner música a la misa.

Tras la celebración de la eucaristía, se partió en procesión hacia la Lonja, para realizar el embarque. En el trayecto, los portadores del trono, representantes del Club Náutico de Balerma, se lucían con los pasos a ritmo de la música. En mitad del trayecto, en la “plaza de Baltasar”, se realizó una “levantá” en recuerdo del guardia civil recientemente fallecido en Almería, a causa de un accidente durante la manipulación de explosivos.

Sobre de las 22.00h se procedía a embarcar la Virgen, momento que todos querían inmortalizar con sus cámaras y móviles. Alrededor de 15 barcas acompañaban en la marcha a la patrona de los hombres de la mar, mientras el cielo se oscurecía. El reflejo rojizo del ocaso dio paso al tono blanco de las luces del trono de la Madre de Dios.

Cuando se acabó el embarque, una sorpresa: si con una banda de música no era suficiente, mejor dos. Llegaba un autobús con los integrantes de la Banda Cristo del Amor, para acompañar la procesión en su último trayecto. En la calle del Mar, la música resonaba por todas partes. No se había terminado de escuchar una banda cuando se comenzaba a escuchar la siguiente. Y la Virgen, a un ritmo muy lento, sin querer llegar al final del trayecto.

“¡Viva la Virgen del Carmen!”, se podía escuchar por todas las calles y ventanas. Incluso algún “¡viva los costaleros!”. El esfuerzo de los portadores en el último tramo se hacía notable y la gente lo agradecía vitoreándolos. Poco antes de la medianoche se llegaba a la iglesia, y se encerraba a la Virgen, llevándose con ella las muestras de cariño que los fieles habían tenido con ella, encendiendo bengalas, tirando tracas de cohetes, o incluso besos que se lanzaban desde detrás de las rejas.

Lorenzo Rubio | @Lorenzo_Rubioo

Galería de fotosgaleria fotos virgen carmen 2015


Se comenta
Noticias
Temas
Hemeroteca